¿Ama de casa, yo? Parte 2

Para leer la primera parte de esta serie, da click aquí.

Cuando éramos recién casados, mi esposo y yo nos concentramos en nuestras carreras y en pasarla bien juntos, así que el comprar la despensa, cocinar y otras labores domésticas estaban en el último nivel de nuestra lista de prioridades. Los sábados por la mañana hacíamos limpieza general de una manera apresurada, ya que lo que queríamos era terminar lo antes posible y poder salir a pasear.

De esta manera, nuestras habilidades en la cocina y como administradores de nuestro hogar permanecieron rudimentarias. Nuestra dieta no era la mejor y el comprar tanta comida preparada resultaba caro.

Pocos años después, yo me encontraba deseando hacer un cambio en mi carrera y estaba explorando diferentes áreas en las que pudiera incursionar. Me encontraba dispuesta a renunciar a mi puesto (donde tenia ya cuatro años), y estaba en el proceso de actualizar mi curriculum vitae. Entonces, sucedió.

Una mañana de Febrero, recibimos la inesperada noticia de que pronto seríamos padres. Un bebé no se encontraba en nuestros planes inmediatos, pero obviamente nos llenamos de júbilo ante el prospecto de iniciar nuestra familia. Sin embargo, ciertas preocupaciones me invadieron desde el primer instante. Siendo yo una mujer trabajadora, ¿Quien cuidaría a mi bebé? ¿Cuanto nos costaría? ¿Como sería esa vida ajetreada de llevarlo y recogerlo de la guardería al salir de mi trabajo? ¿Que le daría de comer? :O

Además, me di cuenta de que no podía renunciar a mi empleo y hacer ese cambio de carrera que deseaba, ya que contaba con excelentes prestaciones, incluyendo un inmejorable seguro médico, por el cual no tenía yo que pagar absolutamente nada. Mi empleo, mis jefes y la empresa en general eran flexibles, donde se apoyaba a la madre trabajadora y donde no había mucho problema si por algún motivo familiar se pedían permisos o licencias.

Sin embargo, nunca imaginé la segunda gran sorpresa que recibiríamos ese año. Ese acontecimiento es la causa por la que hoy me encuentro como ama de casa, agradecida de poder pasar este tiempo con mis hijas. ¿De qué se trata, preguntas? ¡Entérate en la tercera parte de esta serie!

Image: Danilo Rizzuti

Anuncios

Una respuesta

  1. […] ¿Ama de casa, yo? Parte 3 Publicado el Marzo 18, 2010 por Mary Para leer la primera parte de esta serie, haz click aquí; y para leer la segunda parte, aquí. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: